1. INTRODUCCIÓN

      La popularidad del Karate-do a través de todo el mundo se ha incrementado mucho. Se practica en los centros de policía, centros de instrucción  de las Fuerzas Armadas, universidades[1] y colegios, además de en otros muchos lugares.
                                                                                     

Sin embargo, el incremento de su popularidad ha llevado a un aumento parejo de una serie de interpretaciones erróneas y realizaciones equivocadas.  Todavía hoy día, algunos creen que se trata de un simple deporte[2], o de una exhibición en la cual dos personas se atacan salvajemente utilizando pies y manos.

Éste es un planteamiento lamentable. Sus técnicas fundamentales y sus katas han sido desarrolladas y perfeccionadas a través de muchos años y cuentan con la experiencia de grandes maestros. Si se desea hacer una aplicación efectiva de todas o cualquiera de ellas debe reconocerse el aspecto espiritual de este arte de autodefensa. Decía el maestro Nakayama “Para mí, es motivo de alegría, comprobar que son muchos los que entienden esto; entrenándose con actitud correcta y comprendiendo  que el Karate-Do es un arte marcial oriental puro”.

La instrucción comprende: el adiestramiento del cuerpo y del espíritu de forma conjunta; y, significa, ante todo, dominio de la razón para tratar al oponente con la educación y la cortesía adecuada. El fin del Karate-Do no es luchar sólo con la fuerza y conocimiento, sino hacerlo respetando la justicia y la equidad. Guichin Funakoshi, el gran maestro del Karate Shotokan, señalaba constantemente que “El objetivo primero que busca todo el que estudia este arte, es alimentar su conciencia con un aliento sublime y con modestia; simultáneamente, desarrollar la pericia y la potencia suficiente para aniquilar al adversario de un solo golpe”. La comprensión del Karate sólo es posible cuando se alcanza la perfección en estos dos aspectos, el espiritual y el físico.

El Karate ha sido siempre desde sus orígenes un arte de autodefensa. Además, también ha sido un medio para mejorar el estado físico y mantener la salud. Desde hace relativamente pocos años, una nueva faceta se ha desarrollado con gran popularidad: las competiciones deportivas. No cabe duda de que éstas han servido para propagar el karate por todos los rincones del mundo. Sin embargo, los estudiantes de Karate-do, no deben de olvidar jamás que el objetivo del entrenamiento no acaba ahí. El practicante debe disciplinar su cuerpo y su mente, pero como un “Budo”[3] que es, la búsqueda debe trascender el mero entrenamiento físico y centrarse en los logros espirituales. “No emplees el Karate. Usa antes el Karate”. Esta frase resume lo anteriormente dicho.

 

2. ¿QUÉ ES EL KARATE-DO?

 

El Karate-Do es un Arte Marcial destinado al desarrollo del carácter a través del entrenamiento práctico. De tal manera que karateka quede capacitado para superar cualquier obstáculo, tangible o intangible. Decidir solamente quién es el vencedor ó quién ha salido derrotado, no es jamás su objetivo principal.

El Karate-Do es una disciplina consagrada  a la autodefensa. Se ejecuta con las manos vacías y el cuerpo desarmado. Los brazos  y las piernas se adiestran sistemáticamente para conseguir que el ataque, lanzado por sorpresa por un enemigo, pueda ser controlado efectivamente; la potencia desarrollada debe ser tan grande como si hubiésemos empleado armas reales. Sus técnicas son gobernadas por la voluntad del karateka, dirigiéndose hacia el blanco  con precisión y espontaneidad.

El adiestramiento transforma las diversas partes del cuerpo en armas eficaces. La calidad exigida para conseguirlo se obtiene con el autocontrol. Antes de pensar en salir victorioso y llegar a campeón, cada uno debe convencerse de que necesita vencerse a sí mismo.

“Comprender  a los demás es sabio, comprenderse a uno mismo es estar iluminado. El que vence a otros es fuerte, pero el que se vence a sí mismo es poderoso”

LAO TSE

Los valores del Karate-Do son tres fundamentalmente:

  1. 1.Como entrenamiento atlético. La naturaleza del Karate es tal, que requiere del cuerpo movimientos en todas direcciones. No existe la preocupación por el desarrollo unilateral. Por el contrario, proporciona un progreso armónico y equilibrado.
  2. 2.Como medio de autodefensa. No hacen falta armas; el joven, el adulto o la mujer pueden aplicarlo. Puede uno protegerse a sí mismo de forma efectiva, incluso siendo débil por naturaleza.
  3. 3.Como entrenamiento espiritual. Este aspecto está en función del tiempo empleado en la práctica de dicha actividad. El Karate en concreto, requiere mucho tiempo para su total dominio; esto implica que no exista un tope en la dedicación a su estudio y penetración en este arte. Así pues el desarrollo de los valores espirituales o psicológicos son adquiridos de forma gradual a lo largo de la práctica.

El Karate es un camino, el camino de un arte. En él se funden armoniosamente la mente y el cuerpo. En definitiva, a través del hombre las técnicas se convierten en arte.

“El arte no hace al hombre, el hombre hace el arte”

Aquellos que siguen el Karate deben considerar la cortesía y la humildad como valores supremos. Un estudiante de Karate está preparado, cuando su ego está vacío de contenidos engreídos y jactanciosos y está dispuesto a asumir las enseñanzas, tanto de su instructor como de las demás personas.

Quién sigue el camino no debería jamás de abandonarlo. Mantener una actitud humilde hacia los demás. Aquellos que hacen caso omiso a estas palabras avergüenzan a quienes sienten el verdadero Karate-Do.

 

2.1 EL DOJO KUN

 

El espíritu que debe animar a quién  comienza el camino está condensado en el Dojo Kun. En él se encuentra la esencia de nuestro arte. Son las cinco máximas en las que se apoya el Karate-Do Shotokan.

JINKAKU KANSEI NI TSUTOMURU KOTO

(Formación de la personalidad)

JINKAKU = CARÁCTER

KANSEI NI = PERFECCIÓN

TSUTOMU = OBJETIVO, INTENCIÓN

Tener como objetivo el perfeccionamiento del carácter y la personalidad

Nos enseña que el Karate-Do es más que un mero ejercicio físico. A través del entrenamiento riguroso, desarrollamos el espíritu de lucha y de superación. El practicante aprenderá a controlar su mente y a vencer las dificultades que el ejercicio físico le depara. Fortalecer el espíritu ante las adversidades contribuye para el perfeccionamiento del carácter. Asimismo aquellos que están físicamente limitados tendrán siempre el espíritu de perfeccionar.

MAKOTO NO MICHI-O MAMURU KOTO

(Rectitud)

MAKOTO = VERDAD, HONESTIDAD

MICHI = CAMINO

MAMURU = GUARDAR, TENER SIEMPRE EN MENTE

Tener siempre en mente el camino de la honestidad

Defender siempre la verdad, ser honesto con uno mismo y con los demás.

DORYOKU NO SEICHIN-O YASHINAU KOTO

(Esfuerzo y constancia)

DORYOKU – PERSEVERANCIA

SEICHIN = ESPÍRITU

YASHINAU – ALIMENTAR SIEMPRE LA IDEA

Mantener siempre el espíritu de perseverancia y esfuerzo

Esta máxima se refiere a la completa dedicación y al esfuerzo necesario que se debe de tener para alcanzar la maestría en el Arte Marcial. Sin esto sería imposible de conseguirlo.

REIGUI-O OMONZURU KOTO

(Respeto a los demás)

REIGUI = ETIQUETA, RESPETO

OMONZURU = RESPETO

Mantener siempre el respeto hacia: el Karate-Do y su etiqueta, el maestro, los compañeros de entreno y todo lo que nos rodea.

El respeto a los demás es común a todas las artes marciales, en especial las japonesas. Se dice frecuentemente que las artes marciales comienzan y acaban con la etiqueta (Respeto)La etiqueta en el Dojo es particularmente bien definida con el Saludo (Rei) que todos tenemos que hacer al entrar y salir de él.

Antes de comenzar y al final del entrenamiento el instructor (Sensei) y los alumnos alineados en posición de Seiza[4] meditan y saludan en memoria a los maestros del pasado. La cortesía continúa durante el entrenamiento con los saludos que se hacen al inicio y al final de cada combate y de cada ejecución de kata.

Esta máxima evidencia una fuerte tradición Samurai. Da sentido a la fidelidad que se debe mostrar hacia el instructor y hacia los compañeros de mayor nivel.

La fidelidad demostrada hacia el instructor será compensada con la transmisión de sus conocimientos. Este lazo entre el instructor y el alumno es extremadamente valioso, constituyendo la base del aprendizaje y de la relación entre las personas.

KEKKI  NO YU-O IMASHIMURU KOTO

(Reprimir la violencia)

KEKKI NO YU = AGRESIVIDAD

IMASHIMURU = CONTROL

Controlar en todo momento la agresividad y las emociones

Es responsabilidad de todos los practicantes abstenerse de comportamientos violentos. El objetivo del entrenamiento del Karate-Do es el control mental y físico y debe influir en nuestro comportamiento. Su utilización como defensa personal será sólo en caso de extrema necesidad y si no existe otra alternativa.

Al principio y al final de cada clase, los karatekas alineados correctamente, a la voz del Sempai, adoptan Seiza y harán Mokuso (breve concentración para despejar la mente y reunir toda la energía o volver a la calma. Después se nombrará el Dojo Kun (Moral del Dojo y preceptos del Karate-Do)

                              ¡Hitotsu! ... Perfeccionar el carácter

                              ¡Hitotsu! ... Ser leal y sincero

                              ¡Hitotsu! ... Tratar de superarse

                              ¡Hitotsu! ... Respetar a los demás

                              ¡Hitotsu! ... Cultivar el autocontrol

El término Hitotsu no tiene una traducción directa y concisa al castellano y significa “Lo más importante”, “Lo primordial”, el objetivo que busca el karateka.

 

2.2. EL DOJO

 

El dojo debe de ser una imagen de nuestro cuerpo. De esta forma, todo el mal que podamos hacer en él repercutirá en nosotros; así por ejemplo, ensuciarlo, mantenerlo en desorden, formar escándalo, etc.

El dojo es el lugar donde se lleva a cabo el entrenamiento físico del Karate y también el desarrollo de las cualidades ya mencionadas anteriormente. Desde el momento que el estudiante accede a él debe consagrarse con diligencia sólo y, exclusivamente a las enseñanzas del Sensei. Debe abandonar todo pensamiento y acción no relacionados con ellas. Así, los problemas de la calle no tienen lugar en un dojo, los comentarios indebidos, risas y demás actitudes irrespetuosas. Toda esta serie de despropósitos conllevaría una falta de atención la cual se traduciría en una falta de respeto hacia el Sensei y hacia los compañeros. El resultado sería un ambiente no propicio para la práctica del Karate, devaluando la calidad del entrenamiento y su significado.

 

2.3. REI

 

Éste es el saludo ritual que denota respeto. Se debe de realizar antes de entrar en el dojo y al salir de éste. También se realiza durante la ejecución de los katas, al principio y al final; al dirigirnos al sensei o al entrenar con un compañero. En el trabajo por parejas, el saludo demuestra el respeto al compañero, así como el agradecimiento por la ayuda prestada en la realización del ejercicio. Tradicionalmente al terminar dicha realización se contesta dando las gracias (Domo Arigato)

 

3. HISTORIA DEL KARATE- DO SHOTOKAN

 

En el año 1921 se encontraba el emperador Hiroito, por entonces príncipe coronado, viajando por Okinawa. Allí presidió una exhibición de Karate y quedó tan impresionado que lo incluyó en su informe oficial. Esto llegó hasta el gobierno japonés, influyéndolo de tal forma, que el Ministerio de Educación decidió invitar a un experto okinawense para que realizara una demostración. Tal honor recayó sobre el maestro Gichin Funakoshi, un profesor de la escuela elemental nacido en Shuri (Okinawa)

El hecho de que fuera un experto en el arte y una persona culta, fueron factores determinantes. Además, Funakoshi, ya había realizado algunas exhibiciones en el Butokuden[5] de Kyoto en 1917. Sin embargo, la primera demostración pública de Karate efectuada en Tokio tendría que esperar hasta su segunda visita en 1922. En estas demostraciones, el maestro Funakoshi procuraba aparecer sólo ante intelectuales. Su idea era hacerles comprender la grandeza física, mental y espiritual del arte que pretendía transmitirles. Cogía voluntarios  entre el público para probar su resistencia a los golpes y para hacer ver a sus adversarios, lo inútil de sus intentos por hacerle perder el equilibrio. Nadie podía hacer caer ni estremecer al maestro Funakoshi. Esta exhibición fue repetida un año más tarde con igual éxito en el Kodokan a petición del maestro Jigoro Kano, fundador del Judo moderno.

De esta forma, el maestro Funakoshi había demostrado que el Karate debía ser incluido en el programa de estudios de Educación Física. En 124 la Universidad de Keio lo adoptó, siendo la primera universidad japonesa en organizar oficialmente un dojo para su práctica; las universidades de Tokio, Shoka, Waseda, Takushoku, Chuo, Meiji y otras serían las siguientes.

En el año 1933, el maestro cambió el concepto de Kara y dos años mas tarde cambió la palabra Jutsu por Do, pasando a ser “el camino espiritual de la mano desnuda”. El maestro Funakoshi es considerado el padre del Karate moderno; además, dio al pueblo japonés una visión nueva, tanto física como espiritual de este arte okinawense. El Karate-Do había nacido.

Para facilitar la expansión de su arte, el maestro, estableció en Tokio un dojo central al que llamó Shotokan. Este nombre se compone  de los ideogramas <>[6] y <>[7]. Ahora bien, él nunca denominó su estilo como Shotokan pues era contrario al sectarismo en cuanto al Karate se refería. Su hijo Yoshitaka organizó la Shotokai que sería la base para la Nippon Karate Kiokai (Japan Karate Asociation) en el año 1957. Aquí sería nombrado instructor  jefe hasta su muerte en Abril de ese mismo año. El cargo pasó al maestro Nakayama. En Octubre del mismo año, se llevó a cabo el primer campeonato nacional japonés de Karate patrocinado por la nueva asociación. Funakoshi siempre había estado en contra de la competición deportiva. A partir de este momento el Karate y los instructores de la JKA fueron extendiéndose por el mundo.

 

4. EL KATA Y SU REALIZACIÓN

 

Se denomina Kata a un conjunto de técnicas, enlazadas entre sí, con un significado propio y que simula un combate imaginario contra varios adversarios. Literalmente significa “forma” y han llegado hasta nosotros a través de muchos siglos de estudios. Sus orígenes son chinos y han ido evolucionando llegándose a crear nuevas formas con el tiempo.

Uno de los fines básicos del kata es la formación del cuerpo, donde se incluye el fortalecimiento muscular y el endurecimiento de los huesos, activación de los reflejos y otros beneficios fisiológicos. Estos aspectos impresionan por su fuerza y su energía, además de su gran velocidad. Estas cualidades apoyan el desarrollo del ritmo y la coordinación.

En cada kata existe un número de posiciones y técnicas. Las posiciones estabilizan el cuerpo y lo asientan para que las técnicas sean afectivas. Sirven también para el desplazamiento el cual nos permite el acercamiento o el alejamiento inmediato al objetivo. Estos desplazamientos indican un cambio en el centro de gravedad y en la posición de los pies. En cuanto a las técnicas, se apoyan en las posiciones, y dependiendo de su aplicación pueden ser ofensivas o defensivas.

En el kata, se supone al ejecutante rodeado de un número determinado de adversarios. Contra ellos, el practicante utiliza los cuatro principios fundamentales del Karate: uke (blocaje) tsuki (ataque directo) uchi   (ataque indirecto) y keri (patadas)  El kata es ideal como ejercicio pues en ella se trabaja con todo el cuerpo de forma simétrica.

 

4.1 OBSERVACIONES EN CUANTO A LA EFICIENCIA

 

1.La ejecución es correcta solamente cuando el estudiante realiza cada movimiento en el ordeny sin error. Tanto el número como el orden  de los movimientos están fijados previamente no pudiendo ser cambiados.

2.La práctica intensiva es necesaria para asegurar que cada kata comienza y termina en el mismo punto. El embusen[8] es la guía a partir de la cual se hacen todos los movimientos; si éstos son erróneos técnicamente o en cuanto a su longitud, la realización del kata no será correcta.

3.El estudiante debeclaramente y expresar por completo el significado de cada movimiento, ya sea ofensivo o defensivo. Cada kata tiene sus características propias. Éstas deben ser interpretadas y mostradas con claridad durante la ejecución.

4.Un conocimiento del blanco que busca la técnica ejecutada es esencial. El karateka, sin perder este conocimiento debe considerar también otras fuentes posibles de ataque. El estudiante al ejecutar el kata debe conocer a la perfección cada movimiento a realizar.

5.El ritmo correcto, de acuerdo con las tres reglas para él establecidas es una condición”sine qua non” para acabar el kata con zanshin[9]. Estas tres reglas son:

      1. a.Aplicación de la fuerza en el momento correcto.
      2. b.Fluidez de movimientos.
      3. c.Flexibilidad del cuerpo

Dentro De cada kata y entre katas sucesivas, todos los movimientos se encuentran relacionados íntegramente el uno con el otro. El ritmo debe ser el apropiado, ni demasiado lento ni demasiado rápido. El cuerpo ha de estar flexible, nunca esforzado. Los movimientos jamás serán espasmódicos.

1.La cuenta para cada kata corresponde al número de posiciones que existen en él. Esta cuenta es dada por el instructor que esté presente el cual distribuirá el kata en movimientos individuales y dará más cuentas cuando se trate de principiantes. Algunas posiciones sonel tiempo suficiente para completar la técnica correspondiente. Otras, tienen una pausa de un segundo aproximadamente.

2.La respiración ordenada es un factor de importancia. Un grito denominado kiai  que se lanza en algunas de las partes de las katas, normalmente en dos, se encuentra relacionado con la respiración. El aire es exhalado por los pulmones de forma violenta, el abdomen sey los músculos reciben una energía extra. Esto ocurre en el momento de la tensión máxima.

3.La realización precisa de cada técnica requiere que el estudiante preste una atención grande a la posición y a la forma de las manos. La mano abierta, la mano de canto y el puño se emplean en todos los casos, y la palma o los nudillos, deben dirigirse hacia arriba o hacia abajo, hacia dentro o hacia fuera.

 

4.2. CONSEJOS PARA EL APRENDIZAJE DEL KATA

 

1.Nunca se precipite en la realización de los movimientos. Recuerde siempre el tiempo correcto para cada movimiento.

2.Manténgase en calma.

3.Practique todos los días, aun cuando sólo sea unos cuantos minutos. Recuerde que los efectos de la práctica son acumulativos.

4.Concéntrese en el kata que tenga más dificultad para usted.

5.Sea consciente de la relación que existe entre la práctica del kata y del Kumite.

En la serie Heian existen cinco katas en total. Esta serie fue creada por el maestro Itosu a través de la selección de numerosas katas. Éstas provenían de tiempos muy antiguos y procedían de China. Las katas fueron evolucionando hasta llegar a la actualidad en que los nombres chinos fueron sustituidos por caracteres japoneses.

 

5. SIGNIFICACIÓN DEL KUMITE

 

El Kumite es un método de entrenamiento que da aplicación práctica a las técnicas defensivas y ofensivas aprendidas en las katas. La importancia de las katas con respecto al Kumite no puede pasarse por alto. Si las técnicas no se hacen naturales o se cumplen de manera forzada, la posición y la forma se romperán. El mejoramiento del Kumite depende del progreso en las katas.

5.1 .PUNTOS IMPORTANTES EN EL KUMITE

 

a.KAMAE KATA: postura de preparación. La parte superior del cuerpo se prepara para poder actuar con total libertad. Esta forma de colocar el cuerpo debe permitir el movimiento de ataque oen cualquier dirección. Las caderas deben estar ligeramente bajas. La cabeza sin inclinación alguna; el brazo se curva ligeramente dando protección a los costados. El cuerpo deberá estar totalmente relajado.

b.TACHI KATA: posición de los pies. Éstos deben estar ligeramente metidos hacia dentro y la rodilla un poco flexionada. En Shotokan, normalmente se utiliza la posición Fudo Dacha.

c.ME NO TSUKE KATA: situación de la mirada. La mirada actuará como si observara un objeto distante, es decir, no concentrándose en ningún punto específico.

d.MAAI: es la distancia entre los oponentes. Puede definirse como la separación que faculta para avanzar un paso y lanzar correctamente un ataque de puño o pierna. De otra forma, es el intervalo que permite retroceder un paso y protegerse del ataque del adversario. El maai es trascendental para decidir la victoria o la derrota y su dominio resulta fundamental.

e.WAZA Ó HODOKOSU KOKI: momento adecuado de la ejecución. Una técnica será eficaz si se sabe aprovechar cada apertura en la guardia del contrario. Ésta puede ser de tres clases:

a.Mental

b.En el kamae

c.En los movimientos

 

5.2. ENTRENAMIENTO DEL KUMITE

 

GOHON KUMITE (SANBON  KUMITE)

1.Su primer cometido es el entrenamiento de las formas y técnicas fundamentales de ataque y defensa. Esto significa que hay que repetir y pulir constantemente los ataques de puño y pierna, las defensas y las posiciones hasta realizarlo con exactitud. También es de primordial importancia el movimiento fluido de los pies[10].

2.Los alumnos más avanzados deben tambiénuna gran maestría para moverse con fluidez y velocidad, así como aprender a utilizar el Tai Sabaki[11].

 

KIHON  IPPON KUMITE

1.En este tipo de entrenamiento debe adquirirse la destreza necesaria para contraatacar poderosamente, utilizando las técnicas básicas.

2.Aprender la relación existente entre la parada y su utilización como técnica decisiva.

3.Aprender cómo hacer uso del maai[12]. Éste, podemos definirlo de forma extensa como: distancia a la cual un ataque puede ser ejecutado eficazmente y, en la que una parada puede ser seguida de un contraataque decisivo.

4.En relación con la distancia y la posición en el momento de parar, debe desarrollarse el juicio instantáneo de contraatacar velozmente, seleccionando la técnica decisiva.

5.Adquirir la oportunidad de parar viendo a través de los movimientos totales del oponente, esperando hasta el último momento y pasando al contraataque rápidamente.

6.Hacer buen uso de las diversas posiciones a adoptar cuando se para.

 

JIYU KUMITE

 

1.Debe iniciarse este tipo de entrenamiento investigando la adquisición de la maestría en materias como la de obtener ventaja en el maai, el cual cambia incesantemente. De esta forma se lleva al oponente a la distancia favorable de uno mismo ó, interceptarlo mientras inicia el ataque.

2.Aprender a hacer kake y kuzushi[13].

3.Estudiar la forma de obtener y utilizar las oportunidades.

4.Practicar los cambios de técnicas y las técnicas combinadas.

5.Conseguir dominar el secreto para convertir una parada en ataque.

6.Estudiar las formas de Go no-sen[14] y Sen no sen[15].

7.Aprender a evaluar las situaciones, reconociendo y diferenciando las reales de las aparentes o creadas por el adversario.

8.Estudiar las técnicas continuas y el Tai Sabaki.

9.Conseguir lo máximo de uno mismo, concentrando la mente en el entrenamiento.

 

5.3. COMPRENSIÓN DEL ENTRENAMIENTO

 

  1. MARCAR O PUNTUAR

     Atacar con efectividad es diferente a marcar un punto. En cualquier ataque es necesario determinar cómo se va a cumplir y, hacerlo después con autenticidad.

Marcar un punto sólo significa eso, aún cuando la fuerza desarrollada bastara para matar al rival. Golpear con decisión, denota conocimiento del fin, decisión plena y cumplimiento total.

Esto es ideal para el Karate-Do y se encuentra relacionado con el Kime Waza[16]. Miyamoto Musashi no adoptó nunca la aptitud fácil de considerar que vencer es por sí mismo lo único significativo. Uno de los conceptos que enseñaba siempre es que si uno no es capaz de conocer, a partir de los resultados, si la victoria se ha basado en la fortaleza propia o en circunstancias accidentales, quedará incapacitado para conseguir un alto nivel de habilidad y experiencia.

 

 5.4. PUNTOS CARDINALES DEL COMBATE

 

    Lo mismo que en la vida cotidiana, en el combate, la mente no debe variar lo más mínimo. La atención nunca debe relajarse. Así, una posición no debe nunca ejecutarse de forma descuidada. La mente debe hallarse abierta a todo y juzgar sin parcialidad. No debe centrarse en un sitio, sino moverse silenciosamente sobre todas las cosas.

Cuando el cuerpo está quieto, la mente no debe estar inmóvil, pero cuando el cuerpo se mueve vigorosamente la mente debe estar serena.

 

6. REGLAMENTO DEL DOJO

 

  1. Debe mantenerse en el dojo un ambiente propicio para el entrenamiento, con una permanente atención sobre el desarrollo de la clase y sobre lo que el Sensei indica. Las conversaciones, que no están permitidas y la distracción, pueden conducir a una lesión durante el entrenamiento. La corrección debe mantenerse en los vestuarios y en las duchas, que también forman parte del dojo. Aquellos que finalizan su clase o los que una causa justificada se retiren del entrenamiento, no deben molestar a los demás.
  2. Se usará un karategui blanco, ceñido por un obi. Este indica el grado del karateka. El equipo debe limpiarse regularmente. Si el practicante olvida alguna de las partes de su karategui, puede no ser admitido en clase.
  3. La higiene de un karateka comprende su aseo habitual y, especialmente los pies antes del entrenamiento. Las uñas de los pies y manos deberán estar recortadas. Durante el entrenamiento, no se permite llevar cadenas, anillos, relojes, pulseras, pendientes u otros objetos que puedan inflingir daño a alguien.
  4. El karateka tiene a su disposición un cuadro de horarios. Una vez establecido su turno deberá respetar la puntualidad. En caso de llegar fuera de hora, esperará la autorización del instructor para acceder al entrenamiento. En caso de tener que retirarse antes que finalice la sesión, el alumno lo comunicará al inicio de ésta al instructor.
  5. Cuando no esté presente el Sensei, el Sempai u otro instructor ocupará su lugar y su deber será:

 

  1. Mantener el orden y la corrección.
  2. Indicar los entrenamientos a realizar.

           Los sempais constituyen el ejemplo a imitar y no escatimarán esfuerzos en ayudar  y colaborar con los demás practicantes.

La conducta  que debe observar un karateka, comprende no sólo su actitud en el dojo sino en todas las facetas de su vida. Quien practica auténtico Karate-Do, intenta perfeccionarse también como ser humano, integrado en una sociedad. En la medida que adquiere mayor fuerza y habilidad, debe volverse más prudente y modesto.

Exhibir sus conocimientos, provocar o participar en una pelea son motivos para ser expulsados del grupo de Karate. “Karate ni Senté Nashi[17]. Ésta es una de las principales máximas expuestas por el maestro Funakoshi y está inscrita en su lápida. El karateka sólo debe utilizar sus conocimientos en una situación realmente peligrosa para él o para sus allegados y, cuando otros intentos hayan fracasado.       

 

 7. REGLAMENTO DE PROMOCIONES

 

  Se trata con esta serie de sencillas normas de indicar al aspirante a los exámenes de grado, la forma más idónea para presentarse ante un tribunal.

  • En cuanto a los exámenes, se realizarán dos al año.

 

7.1  LA PRESENTACIÓN AL EXAMEN

 

  1. El aspirante debe de contar con el tiempo estipulado para cada kyu.
  2. En caso de que el aspirante no llegue al nivel técnico exigido para el kyu al que se presenta, el Sensei puede negarle la solicitud al examen.
  3. Queda a criterio del Sensei reducir los tiempos establecidos en circunstancias especiales.
  4. Tanto la presentación de la solicitud como el abono de los derechos de examen, deben haberse realizado antes de la prueba.
  5. Las faltas reiteradas de asistencia, actitud desfavorable en el entrenamiento o cualquier otra forma de transgredir el ambiente de la clase serápara no poder acceder al examen de grados.

 

7.2 .DE LA PRESENTACIÓN A EXAMEN

 

  1. El aspirante vestirá karategi blanco, en él, sólo se permitirá la insignia de la escuela si la hubiera. En caso de olvido de algunas de las prendas que componen el uniforme, el tribunal puede optar por no llevar a cabo dicha prueba.
  2. El aspirante accederá sólo al examen y, cuando deba esperar su turno, guardará absoluto silencio y compostura, demostrando respeto hacia sus compañeros.
  3. En el caso de que un examen se realice en condiciones no establecidas (no contar con un lugar apropiado, etc.) los aspirantes se concentrarán en un área determinada, guardando el comportamiento adecuado.
  4. Está totalmente prohibida la posesión de: anillos, sortijas, pulseras, cadenas y todo aquel complemento que no entre dentro de la vestimenta reglamentaria.

 

7.3.  LA OBTENCIÓN Y PORTE DEL KYU

 

  1. Los resultados quedarán expuestos en las actas oficiales.
  2. El progreso técnico deberá ir acompañado de un progreso mental, además de una serie de valores fundamentales para la realización del Karate-Do Shotokan (JKA)
  3. El aumento del grado debe quedar de manifiesto en la toma de responsabilidades que se adquieren con cada nuevo kyu.
  4. La indisciplina reiterada, la falta de atención y otras acciones contrarias al espíritu del Karate podrán ser penalizadas con la retirada del kyu que se porte en ese momento.

 

8. APÉNDICE

 

La no aceptación de cualquiera de los puntos arriba mencionados supone la retirada del derecho a acceder al examen.

La creación del reglamento de promociones es un intento por parte de los instructores para unificar esfuerzos y criterios sobre un tema tan importante como son los grados en Karate. Entendiendo éstos, no sólo como un ascenso en la jerarquía establecida, sino como una evolución técnica, mental y espiritual.

 

 9. EL EXAMEN DE KARATE

 

     Un karateka está sometido continuamente a presiones y pruebas. El entrenamiento duro, la fatiga, el silencio obligatorio, son algunas de esas presiones. El examen es otra prueba que el karateka debe superar.

El examen no es importante por el color del cinturón recibido, sino por la mentalidad con que debe ser realizado. Continuamente insistimos en que los aspectos mental y espiritual del Karate son los beneficios más útiles y duraderos que proporciona su práctica. Muy pocos karatekas llegan a comprender el dominio de sí mismo que se obtiene, estudiando la importancia del saludo,  de comenzar y terminar correctamente un kata, de concentrarnos sinceramente en el ataque y la defensa y de permanecer alerta siempre después de realizarlos.

La mayoría de los karatekas piensan que estas ventajas son aplicadas solamente en el campo  de la defensa personal. Pero, ¿no necesitamos acaso de la cortesía y el respeto para vivir lo mejor posibles con los demás? En la agitada y competitiva vida actual ¿no precisamos reunir nuestras fuerzas, luchar para trabajar y estar atentos ante la despiadada competencia con que nos enfrentamos a diario?

Un espíritu fuerte y una mente alerta ¿no son acaso de gran importancia en el breve instante en que se juega la vida, desde que se enfrenta a una agresión callejera, hasta un accidente de auto?

La práctica total del Karate, no sólo en sus aspectos físicos, es un medio extraordinario para conocernos, saber de nuestra capacidad de resistir y refugiarnos en un sistema que busca los valores humanos profundos, que cada día más, parecemos olvidar e ignorar. Durante un examen, se debe demostrar en pocos minutos, lo que ha trabajado durante muchos meses. Quizás en ese momento no esté en su mejor forma física, o ha tenido un día duro de trabajo o estudio, o se está recuperando de una dolencia que ha mermado sus fuerzas. Ó tal vez está bien entrenado y llega al examen en óptimas condiciones y, al presentarse, una sensación en el estómago y un creciente nerviosismo le impiden actuar con claridad y firmeza.

Bien, ésos son los casos en que sólo la actitud mental nos puede permitir aún rendir un buen examen. Obviamente, si no es eficiente en su nivel técnico actual, no es presentado a examen para el nivel inmediato superior. La única forma de merecer ser examinado, es acumulando entrenamientos, conocimientos, y ejecutando con soltura las técnicas de su actual nivel.

De nada sirve que se sepan diez katas si el que corresponde a su grado no lo ejecuta correctamente, con gran kime y demostrando que se conoce su significado.

 

9. REQUISITOS

 

    El candidato a obtener un kyu, deberá pasar un test técnico que comprende: técnica básica (kihon); “forma” (kata); y sus aplicaciones con un adversario real (kumite)

Para cada nivel se solicitan las técnicas correspondientes, que las encontrará en el apartado dedicado a ello.

La actitud.-  La distracción y la falta de concentración, son factores negativos que se agregan a la tensión sufrida antes y durante un examen y, ambas disminuyen en gran medida las posibilidades de un candidato.

En un examen se deben de demostrar las mejores virtudes en ese momento de su vida de karateka. No tiene sentido que los factores de inseguridad y miedo hagan tanta mella en usted que le impidan ejecutar una técnica que en clase ha realizado con soltura cientos de veces. Llegar al lugar con la justa anticipación, vestir el karategi y el obi firmemente, pero permitiendo la amplitud de los movimientos, comenzar suavemente el calentamiento, aumentando luego su intensidad y mantenerse en movimiento durante el período de espera, no conversar, fijando en la mente el objetivo de rendir el máximo en cada bloqueo, en cada kata, en cada desplazamiento y, observar el examen de los demás, son todos elementos que refuerzan su confianza y seguridad.

Presentación.- Preséntese con un karategi limpio, con el obi correctamente anudado, transpirando ligeramente debido al calentamiento óptimo. Manténgase digno, ni tenso ni relajado en demasía, ni mudo ni sonriente; simplemente con decisión, dispuesto a demostrar lo que se le solicite, dando lo mejor de sí.

Saludará al tribunal de forma correcta al ser llamado y al retirarse. Desde le lugar que se le ha designado, en Yoi, escuchará las técnicas que le solicitan, y luego de haberlas entendido, “explotará”, realizándolas con velocidad y kime. Si no entendió lo que le solicitaron, levantando la mano, pedirá amablemente que se lo repitan.

Ejecución.- Si comete un error, o confunde el orden de un movimiento, continue la ejecución hasta el final tratando de corregirse de forma natural.

El examinador comprende que puede producirse una confusión por la terminología japonesa, y quizás solicite una nueva ejecución si la actitud del examinado es correcta, si mantiene la sangre fría y no busca excusas permanentemente, tales como la emotividad, nervios, etc.

En su examen, observe y cumpla estos factores:

1.La mirada: viva, atenta y concentrada. Las faltas más comunes son: cerrar los ojos, mirar al suelo u otro lugar que no sea el adversario real o imaginario.

2.Respiración: explosiva en las técnicas y especialmente en el kiai.

3.La cadera: poderosa y siempre como motor de arranque de cada movimiento.

4.Hombros: encajados en su articulación.

5.Piernas: firmes. Las piernas flojas no permitirán ninguna técnica potente. La compensación con los pies es una falta grave.

6.Kime: debe ser total. Puños bien cerrados, pierna trasera extendida, todo el cuerpo en tensión al bloquear o atacar.

7.Sinceridad: es preciso atacar y bloquear realmente. La sinceridad evidencia el verdadero nivel, la sensación interior que se manifiesta al ejecutar una técnica. No debe confundirse esta sensación con la violencia o el apresuramiento en las ejecuciones.

Es importante tener en cuenta que en un examen de kyu, los examinadores no prestan atención a los pequeños detalles, sino juzgan a través de una sensación general, reteniendo las cualidades del candidato ó sopesando la importancia de los defectos que lo hacen mediocre.

Un cinturón negro debe ser un karateka que ha adquirido una cualidad indefinible que no perderá jamás. Parte de esa cualidad es la visión y conducta que ha obtenido por una actitud correcta en todos sus exámenes de grado.

Forma de ejecución del kihon.-  Desde el punto de partida asignado, se ejecutará cinco veces cada técnica, la última con kiai.

Forma de ejecución del Kumite.- Asignados los combatientes, se enfrentarán en el punto de partida. El atacante indicará con voz marcial el nivel al que lanzará el golpe, jodan primero, chudan después. Cada técnica, la definitiva del atacante y la defensiva, irán acompañadas de kiai. Todas las técnicas se ejecutarán a derecha e izquierda.

Forma de ejecución del kata.- Desde el punto de partida asignado, el karateka ejecutará el kata desde la posición de yoi hasta la última técnica, permaneciendo en ésta hasta la indicación de yame. Al comenzar el kata y al finalizarlo se realizará el saludo. Al comienzo se gritará el nombre del kata con voz marcial.

 

9.1. TIEMPO DE PERMANENCIA ENTRE GRADOS

  • De blanco a amarillo............................................................6 meses
  • De amarillo a naranja.........................................................--6 meses
  • De naranja a verde..............................................................6 meses
  • De verde a azul...................................................................6 meses
  • Marrones:
  •  
  • De azul a 3 kyu....................................................................6 meses
  • De 3 kyu a 2º kyu................................................................6 meses
  • De 2º kyu a 1 kyu................................................................6 meses

 

NOTA: se entienden los tiempos como mínimos. Los exámenes para cinto marrón se realizarán por apartados (Kihon, Kata y Kumite ) Para aprobar se necesita el APTO  en cada uno de ellos, en caso contrario el bloque suspendido se repetirá cuando sea acordado. 



[1] En algunas universidades de Japón se incluye como asignatura obligatoria.

[2] El instructor de la JKA, Omura, opinaba que el aspecto deportivo del Karate, comparándolo con un árbol, no es más que una de las muchas ramas que lo componen. Sin embargo, el objeto último del  karateka debe trascender la mera práctica deportiva.

[3] Budo: conjunto de artes marciales de Oriente. Camino a través del cual se busca la armonía entre el hombre y la naturaleza.

[4] Posición de rodillas.

[5] Centro oficial de todas las Artes Marciales.

[6] Seudónimo del maestro como calígrafo.

[7] Casa.

[8] Línea de realización del kata.

[9] Terminación perfecta.

[10] Unsoku

[11] Esquiva del cuerpo

[12] Sentido de la distancia

[13] Proyección y desequilibrio respectivamente.

[14] Toma de la iniciativa subsiguiente.

[15] Toma de la iniciativa anticipada.

[16] Técnicas de golpeo.

[17] “En el Karate, no existe el primer movimiento de ataque” 

Subir

Banner

 

ESCUELA DE KARATE LAS LAGUNAS DE MIJAS COSTA
C/ Camino del Albero S/N
29649 (Las Lagunas de Mijas Costa)
info@karatelagunas.com